Silla

 (Utkatasana)

La postura de la Silla o Utkatasana es un componente esencial del Saludo al Sol B.

Utkatasana significa pose poderosa ("utkata" significa "poderoso" o "feroz" y "asana" significa "pose").

Se puede practicar por si sola para desarrollar fuerza y resistencia en todo el cuerpo o como postura de transición.

Beneficios de la Silla 

 

Contrariamente a su nombre, la silla es una postura activa, que fortalece los tobillos, los muslos, las pantorrillas, y la columna vertebral.

La postura de la silla también mejora la salud de los pies y crea un estiramiento a través del pecho y los hombros.

 

Algunos de sus beneficios son:

  • Corrige la postura.
  • Mejora el equilibrio.
  • Tonifica las piernas.
  • Fortalece los tobillos.
  • Estira el pecho y los hombros.
  • Estimula el corazón, el diafragma y los órganos abdominales.
  • Promueve unos pies saludables y reduce los síntomas de los pies planos.

¿Cómo hacer la Silla?

 

  1. Empieza de pie, en la pose de la Montaña, con lo pies juntos (los principiantes pueden mantener sus pies separados a la anchura de la cadera).
  2. Inhala y levanta los brazos estirados por encima de la cabeza con las palmas de las manos mirándose entre si. 
  3. Exhala mientras doblas las rodillas, llevando los muslos tan paralelos al suelo como sea posible, proyectando las rodillas ligeramente sobre los pies.
  4. Alarga la columna vertebral, abre el pecho y cierra las costillas. 
  5. Baja las caderas un poco más, moviendo las caderas hacia atrás y trasladando tu peso en los talones (aproximadamente el 80%).
  6. Sin mover la cabeza, mira hacia abajo y asegurate que puedes ver las puntas de los dedos de los pies, sino, debes poner más peso en los tobillos. 
  7. Mantén una respiración profunda, suave y regular. Si ves que la respiración se vuelve superficial o tensa, sube un poco las caderas.  

Modificaciones de la Silla

 
Si te duelen los hombros: 

Mantén los brazos doblados con las palmas de las manos juntas enfrente del corazón, en posición de namaste. 

 

Si los tobillos están tensos: 

Pon una esterilla doblada debajo de lo los talones. 

 

Si tienes dolor de rodillas: 

Realiza la pose con la espalda apoyada en una pared.

 

Si estás embarazada: 

Mantén los pies separados a la anchura de las caderas. 

 

Variantes de la Silla

 

Si quieres añadir un poco más de dificultad o si quieres avanzar hacia otras posiciones desde la base de la silla, prueba las siguientes posiciones: 

 

Contraindicaciones 

 

La postura de la Silla, por norma general, debería evitarse en caso de:

  • Lesión o dolor crónico de rodilla. 
  • Dolor de espalda. 
  • Lesiones en los tobillos o los pies. 

Regístrate gratis 

Deja tu nombre y tu correo electrónico para que te podamos enviar una notificación en cuanto el programa de yoga esté listo. 

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.